EE.UU.: abrió la jaula de osos, leones y pumas y se suicidó

OHIO, EE.UU.- Los alrededores de un pueblo en el norte de Estados Unidos eran escenario hoy de un extraño safari tras la fuga de unos 50 animales salvajes, incluyendo leones, tigres y osos, liberados de una exótica granja por su dueño, quien luego se suicidó.

Policías armados con fusiles de asalto mataron a 30 de los 48 animales sueltos cerca de la ciudad de Zanesville, Ohio y continuaban en la búsqueda de un oso grizzly, un mono, un lobo y un puma suelto.

Las escuelas cerraron y se pidió a los padres de familia que mantuvieran a niños y mascotas en sus casas. Letreros luminosos en las rutas de la zona le advertían a los automovilistas: “Cuidado, animales exóticos” y “Permanezca en su vehículo”.

“Es como el arca de Noé, como si hubiese encallado aquí, en Zanesville”, dijo Jack Hanna, ex director del Zoológico de Columbus. La policía del área rural, a unos 55 kilómetros al este de Columbus, tenía órdenes de tirar a matar contra los animales, por temor de que aquellos alcanzados con dardos tranquilizantes pudieran correr y esconderse en la oscuridad.

El incidente comenzó ayer, cuando la policía del condado de Muskingum comenzó a recibir llamadas desesperadas de gente que había visto animales salvajes merodeando por la zona.

Los animales salvajes, incluyendo leones, tigres, osos grizzly y osos negros, lobos, e incluso guepardos, fueron liberados de una reserva privada cercana, informó el comisario local.

“Me enteré anoche de que Terry Thompson, el dueño de esta reserva, había abierto las jaulas de los animales antes de pegarse un tiro”, dijo el alcalde de la ciudad de Zanesville, Howard Zwelling, a la cadena CNN. Según él, desde ayer sacrificaron decenas de leones, tigres, osos y lobos -uno de ellos murió atropellado por un vehículo en una autopista cercana-.

Guardabosques, comandos de élite y expertos del cercano zoológico de Columbus, la capital estatal, fueron convocados para ayudar en la búsqueda al caer la noche y los residentes fueron advertidos de permanecer en sus hogares.

“Cuando llegamos al lugar anoche había animales que ya habían cruzado la valla de la propiedad a lo largo de la carretera”, dijo el comisario Matt Lutz en rueda de prensa. “La noche estaba cayendo, no se podía correr el riesgo de dejar a estas bestias circulando libremente”.

Aunque se intentó capturar a los animales con dardos tranquilizantes, se ordenó disparar “a quemarropa” para garantizar la seguridad pública, agregó. “No estamos hablando del típico gato o perro de una casa. Eran tigres de Bengala de 150 kilos”, dijo Lutz.

El propietario del zoológico, Terry Thompson, de 62 años, había sido liberado de una prisión federal hace tres semanas tras haber cumplido una condena de un año por portar ilegalmente armas de fuego, informó la policía.

Según un diario local, el Columbus Dispatch, los agentes del FBI allanaron la finca en junio de 2008, donde incautaron más de 100 armas de fuego, y el fallecido Thompson ya había pagado multas por dejar a sus animales sueltos”.

Agencias AFP, EFE y Reuters.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s