La mansión Inalco se ofrece en venta en Europa por 22 millones de euros

http://www.diarioandino.com.ar/diario/2012/02/02/la-mansion-inalco-se-ofrece-en-venta-en-europa-por-22-millones-de-euros/

2/02/12 | La propiedad, conocida como la supuesta “Casa de Hitler”, es ofrecida en un portal alemán que vende propiedades en Francia, Alemania, Países Bajos, Brasil, Argentina, Bulgaria y España. Los herederos del ex banquero José Rafael Trosso son los propietarios.

La estancia Inalco tiene 452 hectáreas y 5km de costa sobre el Nahuel Huapi. Fue diseñada por el arquitecto Alejandro Bustillo y construida en la década del 40.
Para algunos la mansión albergó a Adolf Hitler y Eva Braun luego de su supuesto escape de Alemania. Para otros, es sólo un mito que sirve para atraer al turismo.
Años atrás la familia Trosso habría recibido una oferta de casi 30 millones de dólares. Pero finalmente la venta no se concretó.
No obstante la intención de vender sigue estando. Entre otros lugares, se ofrece en el portal alemán http://www.liderkey.com por 21.945.000 de euros.
Según indica el clasificado, se trata de un “inigualable inmueble de 452 hectáreas con 5 Km de costa sobre el Lago Nahuel Huapi, incluyendo 900 m de playas de arena.Con muelle de madera de coihue y una rampa para lanchas (…)Es una fastuosa residencia veraniega, diseñada por el arquitecto Alejandro Bustillo. El constructor italiano Pedro Longaretti (el mismo que construyo la Residencia El Messidor) fue quien la construyó, con un grupo de trabajadores chilenos.Algo muy especial y jerárquico Ideal para desarrollos inmobiliarios y turísticos”.
Claro que el aviso no menciona que por ser zona de frontera, los extranjeros que no estén nacionalizados o naturalizados, no pueden adquirir propiedades al menos que cuenten con un permiso especial del Ministerio del Interior de la Nación.
http://www.liderkey.com/en/businesses-and-propierties-1/farms-lands-183/excepcional-estancia-sobre-lago-nahuel-huapi-patagonia-argentina-3612.html
La increíble historia de la casona
El lote de Inalco fue vendido por el hijo de Primo Capraro –inmigrante italiano- a Enrique García Merou, un abogado porteño conectado a la alta sociedad de entonces y vinculado a empresas de capitales alemanes que habrían colaborado con la huida de decenas de agentes nazis hacia la Argentina luego de la Segunda Guerra Mundial.
García Merou compró el lote alrededor del 40 y contrató al reconocido arquitecto Alejandro Bustillo –autor del hotel Llao Llao y el Centro Cívico de Bariloche, entre otras obras- para que construyera la casa.
Los planos originales de la granja y la fachada de la casa principal, firmados por el mismo Alejandro Bustillo, tienen fecha de marzo de 1943 (planos publicados en el libro “Bustillo en la Patagonia”, de Martha Levisman)
Distintos autores señalan la vinculación de Merou con Juan Domingo Perón y la “venta” posterior de la propiedad a Jorge Antonio, supuesto testaferro del ex presidente y representante de la empresa Mercedes Benz en la Argentina.
En el libro “Bustillo en la Patagonia”, de Martha Levisman, se reseña un detalle curioso: Merou habría importado ejemplares de una raza de vaca lechera típica de los Alpes Suizos que se adaptó a la zona pero que luego se “mestizó” con animales comunes.
Durante varios años el complejo sirvió como fuente de trabajo para numerosos pobladores. Por eso, antiguos vecinos descartan la posibilidad de que alguien tan conocido cono Hitler hubiera estado ahí y que no se “filtrara” alguna información.
A mediados del ´50 la casa quedó abandonada y en los ´70 José Rafael Trosso, ex presidente del Banco de Intercambio Regional (BIR), compró la propiedad. Trosso invirtió mucho dinero y mejoró las instalaciones.
Por esos años el banquero también adquirió el hotel Correntoso, aledaño a Inalco. El contador de ambas propiedades habría sido Juan Mahler, quien en realidad resultó ser Reinhard Kopps, ex oficial de la SS descubierto en Bariloche en el 94 por la cadena de noticias norteamericana ABC. Kopps murió en septiembre de 2001.
Kopps fue quien señaló a la prensa a Erich Priebke, acusado de la masacre de las Fosas Ardeatinas, por ese entonces destacado miembro de la sociedad barilochense.
Ambos habían llegado en Bariloche en la posguerra. Priebke, quien fue desterrado y juzgado por sus crímenes de guerra en Italia, dirigía en Bariloche el Instituto Primo Capraro, propietario original de la tierra donde se construyó la casona.
Al poco tiempo de comprarlo Trosso vendió el Hotel Correntoso y se quedó sólo con la propiedad de Inalco.
El banquero tenía vinculaciones con Martinez de Hoz y Eduardo Emilio Massera. En los ‘80 se produjo la quiebra del BIR –uno de los fraudes más importantes de la historia del país- y Trosso escapó. Estuvo prófugo en México durante décadas.
Tras el escándalo el complejo quedó abandonado y fue saqueado. Personal que trabajó en la casa asegura que en distintas hosterías y casas de La Angostura hay muebles y hasta puertas de la antigua propiedad.
En 1993 la Fundación Hölters, del colegio Alemán de Buenos Aires, alquiló la propiedad para convertirlo en un complejo destinado a los viajes de estudios de sus alumnos y de otros colegios.
La casa fue abandonada y nuevamente saqueada.
¿El Berghof de la Patagonia?
Las dudas que alimentan el mito señalan la disposición interna de la casa principal –similar al Berghof de Hitler en los Alpes- y la construcción de una pequeña villa paralela autosustentable, con usina propia, cultivos y animales.
Carlos Bryner, un ex alumno del colegio, quien organizaba los viajes y las actividades de los alumnos en Inalco, describe que en la parte superior de la casa principal hay un pasillo grande, hacia el lago hay una puerta que da a dos habitaciones muy amplias independientes que se comunican por un baño en común. Una de ellas tiene un balcón. Del otro lado del pasillo, otras dos habitaciones más pequeñas también con un baño en común.
Al final del pasillo, en la otra punta de la casa, dos habitaciones muy chicas con un baño y una escalera que comunica a la cocina de la planta baja. También en el primer piso pero sin comunicación con el interior, se ubica una habitación pequeña con baño.
En la planta baja hay un gran salón, una cocina y tres habitaciones con baño privado. En el salón principal se advierte una gran chimenea y amplios ventanales con vista al Nahuel Huapi y la cordillera.
Por un camino interno, a unos 500 metros a la derecha de la casa principal se llega a una pequeña villa donde Bustillo construyó la “ferme” o granja, con establo, casa del encargado, para los peones, gallinero, perrera y el centro un bebedero, entre otras cosas. Las construcciones se encuentran en torno a una especie de plazoleta que originalmente era de adoquines y ahora está cubierto por cenizas.
En la costa hubo una rampa y galpón que para algunos autores sirvió para guardar un hidroavión. Bryner señala que en realidad la rampa fue construida para el barco “El Paisano”, una embarcación que compró la familia Trosso. También había allí un malacate importante que luego desapareció.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s